Hasta hace 4 años atras, yo era como suele ser, uno más de todos los que se metían sus bombasas.

Conocí a una chica linda y loca (Lorena) y como todos sabemos, los tragos no son solo parte de un protocolo para el cortejo sino una vil estrategia para por un lado ver si la chica se suelta más y por otra parte perderle el miedo a la realidad de tener que enfrentar la dura tarea de jileartela.

Esto fue lo que me ocurrió: La invité a salir. Nos fuimos al boulevard de Los Olivos donde me aseguraría de que no se encontrara con otras amigas y todo el plan me pudiera salir mal. Nos pedimos una jarra de sangría.

Luego de tomarla como si fuera chicha nos pasamos a seguirla en el Karamba para celebrar con caipirinha y luego de tirarnos el dinero en dos caipirinhas cada uno nos pasamos a comer pollito tabamos con fichas jejejee...

Ahí nos pedimos dos jarras de cerveza y para cuando la estabamos terminando parecíamos dos esperpentos diciendo tonterías.

La cogí de la mano y le dije mirandola fijmanete a los ojos "¿Confías en mí?". Respondió "Sí!".

Cogimos un taxi..."Choche, al telo mas cercano".

Mi vil intención con una chica para un buen vacilón iba desde la posibilidad de besarla hasta la posibilidad de tener sexo con ella.

Pero el alcohol se encargó de malograrme la noche.

Para cuando estabamos los dos en la cama, mi objetivo principal había cambiado radicalmente. Ya no me importaba verla desnuda, ni sentirla ni nada.

Solo quería vomitar. Imaginenme encima de ella, calato, solo pensando que la cabeza me iba a estallar.

Asi que tomé una decisión de supervivencia: Ya no abrazaría a mi linda conquista y por el contrario jilearía con el water, abrazado de aquel que recien conocía y de dudosa higiene.

Casi como amantes, el water y yo estabamos juntos toda la noche, él con su tapa abierta para mí y yo con la boca dispuesto a introducirla hasta que el vomito saliera.

Mientras tanto Lorena solo esperaba calata en la cama.

Para cuando terminé de vomitar, aproximadamente a las 4 de la mañana, ella ya no tenía ganas de nada y yo regresé a mi posición de ataque con un cañón que ya no apuntaba correctamente porque el alcohol en exceso impide una buena erección. Se imaginaran que no pude cumplir con mi objetivo ya que Pipisito estaba dormido y mi mensaje de "DESPIERTA!" no llegaba hasta él por la obstrucción del alcohol. Fue como frotar a una mujer con un algodon.

A las 9am me desperté desconcertado. Miré al techo, luego a mi izquierda y ahí estaba Lorena completamente desnuda y dormida y yo desesperado porque además recordé que el uso exclusivo de mi cerebro animal debido a la inhibición del racional por culpa del alcohol me había hecho tener lo poco que pudo ser una relación sexual sin condón.

Así que entré en pánico. La dejé en su casa y durante casi dos semanas solo soñé con que sería padre de un hijo de una mujer a la que no amaba. Imaginaba el cumpleaños de mi "hijito" y no podía dormir. Su bautizo y a su familia (la cual no conocía).

Tuve la suerte de recibir su llamada para contarme que ya le había venido la regla, por lo que salté de alegría pero esa emoción duró solo unos segundos.....

Poco despues recordé al SIDA!!

El miedo por contraer el SIDA duró 6 meses puesto que para que el exámen de ELISA te indique realmente si tienes SIDA o no, debes abstenerte de relaciones sexuales durante 6 meses y luego hacerte el exámen.

La espera del resultado fue otro temor. Durante 6 largos meses no fui feliz y cualquier pequeña enfermedad me alertaba de la posibilidad de un inicio del SIDA.

Finalmente el exámen dió como resultado negativo y quedé feliz pero yo fui solo un caso con suerte. No todos corren con esa suerte.

Conclusiones:

1- Tomar alcohol es malo porque pierdes el control de tu ser. Dejas de ser racional y no ves la realidad tal cual es. Es decir, pierdes poder y la perdida de poder frustra tus objetivos.

2- No solo se aplica al alcohol sino también a las drogas.

3- Es chevere saber que eres capaz de divertirte sin la necesidad de ingerir alcohol. Si logras conquistar a una chica estando realmente sobrio y siendo mas pilas que el resto en la reu entonces estas un paso adelante de los demás y camino a ser un maestro.

4- Tomar alcohol puede llevarte a más de un problema, desde uno como el mío hasta problemas mucho más complejos como el alcoholismo.